ESTÁ INUNDADO MI LOCAL ¿QUÉ PUEDO HACER?

Las incidencias que provocan la inundación de viviendas o locales son más habituales de lo que nos podemos imaginar de primeras, de hecho, es una situación muy común. Una simple fisura o rotura en una de nuestras tuberías, un grifo mal cerrado durante muchas horas, el simple goteo de un grifo en mal estado, o incluso lluvias torrenciales que nos sobrepasan, suelen ser las causantes de inundaciones en casas bajas o pisos altos, y locales comerciales u oficinas, ninguno estamos a salvo de no sufrirlas, ya que la suerte, el destino, o un simple mal funcionamiento de nuestros grifos o tuberías pueden provocarlo, ni siquiera tiene porque ser un problema nuestro, la mayoría de las veces las averías del vecino nos perjudican más a nosotros que a él mismo.

La importancia de medidas preventivas. Siempre podemos optar por hacer todo lo que esté en nuestras manos para prevenirlo, y para ello debemos contar con un buen mantenimiento continuado de nuestra instalación de abastecimiento de agua, grifos, tuberías, y desagües. Esto ayudará a prevenir, pero como decíamos al principio, a veces es imposible tener todo controlado, o no está en nuestras manos, y las cosas pasan sin remedio.

¿Qué hacer si mi local está inundado? Producida la inundación, no hay preventiva que valga, el daño ya está hecho, por lo que debemos centrarnos en minimizar todo lo posible los daños para que no vayan a más y que no sean más graves aún.

Frente a una inundación, lo más importante, y lo que hará que todo vaya sobre ruedas y que el perjuicio sea lo más leve posible, es mantener la calma, mente fría y a pensar con la cabeza, hay que conseguir soluciones, y en estos casos los nervios no ayudan. Si la inundación no es desmesurada, y estás seguro de que tu vida no peligra en ningún sentido es hora de actuar deprisa, pero si por el contrario notas que la inundación es demasiado, o denotas algún peligro, llama a emergencias o contacta con un profesional del sector de desatascos o fontanería.

Una vez que estemos lo más calmados posible, lo primero que debemos hacer es desconectar y desenchufar cualquier tipo de energía eléctrica que nos encontremos, no hace falta explicar el porqué, electricidad más agua, mala combinación, y altamente peligrosa, por lo que este paso es primordial para no tener daños mayores, y sobre todo físicos. Si la inundación fuese desmesurada como indicábamos antes, no te arriesgues, y llama a un profesional o a emergencias directamente, tu vida es lo primero.

Lo más común es que la inundación se haya producido en una de las estancias, si es en una vivienda, seguramente sea en el baño, o en la cocina, y si se trata de un local comercial u oficina, claramente será el cuarto de baño, casi sin ninguna duda, evidentemente donde haya alguna toma de agua. Y esto es lo que debemos hacer ante una inundación, ir a buscar el foco causante del problema.

Es importante cortar el agua para que la cosa no vaya a más, seguramente baste con cortar el suministro de agua de esa estancia o elemento concreto, por ejemplo, si la fuga de agua está en el baño, corta esa llave concreta, la encontrarás allí mismo, normalmente debajo o al lado del elemento en cuestión, es decir, el váter, el lavabo, la ducha, etc. Si con esto solo no funciona y el agua sigue saliendo, entonces deberemos cortar la llave principal o general del paso del agua, esta se suele encontrar en la cocina en las viviendas, normalmente, deberemos cerrarla para cortar el agua por completo.

Una vez cortada el agua, y habiendo desconectado desde el principio cualquier aparato eléctrico que estuviese en la zona, estamos fuera de peligro. Este es el momento de evaluar los daños y la magnitud de la avería.

Si la inundación se ha producido por haber dejado un grifo abierto, es decir, que haya sido por un descuido y no por una avería, los pasos son fáciles, toca limpiar, solo necesitas fregona en mano y cubos para achicar el agua con paciencia, ya que te llevará un buen rato, sin contar con aguantar tu propio enfado por el descuido.

Por el contrario, y lo que es más habitual, si aparentemente no ha sido un descuido, o está clara la avería, debes ponerte en contacto de inmediato con tu seguro de hogar, para que manden al técnico a evaluar y solucionar tu problema, todo dependerá del tipo de seguro que tengas contratado, de si cubre tu situación o no, de lo contrario, beberás llamar directamente a un profesional del sector de desatascos, para que se persone cuanto antes en tu domicilio, local u oficina. La solución más adecuada siempre pasa por un profesional de desatascos en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *