¿CÓMO REALIZAR EL MANTENIMIENTO Y VACIADO DE FOSAS SÉPTICAS?

¿Quieres mejorar el mantenimiento de tu fosa séptica? ¿Acabas de instalar una fosa séptica en tu hogar y no sabes muy bien cómo debes tratarla? Te contamos cómo conseguir un buen mantenimiento de tu fosa séptica, y como vaciarlas.

¿Qué es una fosa séptica?

Es la instalación que se utiliza para el tratamiento de aguas residuales en zonas en las que no llega la red de saneamiento o la red de alcantarillado municipal, por lo que es la alternativa perfecta para tratar los desechos orgánicos de viviendas que se encuentran en zonas rurales, de difícil acceso, o aisladas, que no pueden contar con el sistema habitual para canalizar las aguas sucias, por encontrarse lejos de este.

Tener un sistema adecuado, como es una fosa séptica, para estas aguas residuales es imprescindible, y algo prioritario, ya que necesitan un tratamiento especializado para no contaminar ni crear gérmenes, o infecciones. Y al igual que es necesario y primordial su existencia en este tipo de viviendas, es imprescindible que reciban un buen mantenimiento, y un vaciado seguro y con todas las garantías.

Si bien es cierto, este sistema de fosa séptica nunca llegará a realizar un tratamiento de estas aguas tan eficaz como las depuradoras tradicionales de las redes de saneamiento municipales, pero conseguirá realizar la separación y el tratamiento básico y mínimo necesario para garantizar la salud y el buen cuidado del medio ambiente, siempre que se realice un buen mantenimiento de la mismas.

Mantenimiento de una fosa séptica.

Como hemos indicado, es necesario realizar un buen mantenimiento de nuestra fosa séptica para que funcione correctamente y contemos siempre con todas las garantías. De este mantenimiento debe encargarse siempre un profesional del sector de desatascos, ya que de hacerlo nosotros mismos nos puede acarrear ciertos problemas de salud, y además, no contamos con la maquinaria necesaria para realizar correctamente. Por lo que lo primero es contar con un buen profesional al que llamar en el momento adecuado.

Las tareas de mantenimiento de una fosa séptica consisten básicamente en el vaciado de la fosa séptica llegado el momento adecuado, y este momento adecuado dependerá de ciertos factores como el número de personas que habiten en la vivienda, y la frecuencia de uso que tengan los distintos elementos de la casa conectados a la fosa séptica como el váter, el fregadero, la ducha, etc. De estos factores dependerá que la fosa séptica se llene pasados unos meses u otros. Para ello nos ayudaremos de unos indicadores que tienen todas las fosas sépticas, que nos irán diciendo el nivel de aguas sucias contenido en cada momento. Para un buen mantenimiento es aconsejable llamar a un técnico para que nos vacíe la fosa cuando está nos marque que está ya a un 50% de su capacidad total. El vaciado que realizará el técnico nunca será del 100% de la cantidad de lodo acumulado, ya que es bueno que no se quede vacío para que vuelva a realizar su función con mayor facilidad ayudada por esos restos de desechos que quedarán.

¿Cuál es el proceso del vaciado de una fosa séptica?

El vaciado de una fosa séptica es un proceso sencillo y rápido para cualquier profesional del sector de desatascos con las debidas herramientas de trabajo, ya que sin estas herramientas o maquinaria, y sin saber bien lo que estamos haciendo, y cómo debemos hacerlo, pude suponer un riesgo para la salud, debido sobre todo a los gases que emanan de la fosa séptica, que no hay que olvidar que son inflamables, e incluso podrían utilizarse como combustible una vez tratados, y que además pueden provocar desfallecimientos. Por ello, lo primero es abrir con cuidado, y sin prisas, la tapa de expulsión de los gases para que vayan saliendo de forma controlada, a continuación es bueno echar un poco de agua limpia para compensar, antes de comenzar con la absorción del lodo, la cual se realizará con la misma manguera. Es importante no meter la manguera hasta el fondo de la fosa para la extracción, ya que lo que debemos sacar es la capa de lodo y residuos que esté más arriba de la fosa. Una vez tengamos colocada la manguera en el sitio exacto, se procederá a la aspiración de los residuos y lodos, y una vez concluido, es bueno volver a llenar de agua limpia para que comience de nuevo el funcionamiento correcto de la fosa séptica.

Es importante contar con las medidas de seguridad adecuadas durante la limpieza de la fosa séptica, y para ello es necesario saber lo que se está haciendo, y contar con la maquinaria adecuada para ello, además de tener los conocimientos básicos sobre estos gases, que como hemos dicho son inflamables, y la existencia de una pequeña colilla de tabaco cerca podría perjudicarnos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *