Ventajas de tener un inodoro con fluxómetro

¿Tu profesional de confianza, vamos, desatascos Valencia, te ha recomendado la instalación de un fluxómetro en tu inodoro? ¿Quieres saber más acerca de esta solución? Pues bien, lo primero que tienes que tener en cuenta es que el medio ambiente necesita que somos usuarios seamos mucho más cuidadosos acerca de la cantidad de agua que utilizamos día a día.

No sólo eso, sino que además se calcula que un inodoro representa aproximadamente un tercio del agua que consume cualquier vivienda en el mundo entero.

Es entonces cuando se propone la instalación del fluxómetro, un dispositivo que está compuesto por una cámara cilíndrica que se ubica dentro del mismo inodoro, llenándose de agua luego de cada lavado. Con el uso constante de este sistema, que evitará vaciar el tanque de agua del inodoro, conseguirás que tus facturas serán muy menores.

En cuanto al fluxómetro, tienes que saber que este cuento se vacía en aproximadamente 10 segundos, mientras que tarda de un minuto a un minuto y medio en llenarse nuevamente, un tiempo más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Y otro detalle interesante tiene que ver con que el fluxómetro se encuentra cumpliendo absolutamente todas las normativas respecto de las leyes para proyectos de construcción como de remodelación, así que no tendrás problemas con ellos.

Ahora bien, muchos usuarios probablemente se preguntarán cuáles son las principales diferencias que existen entre el tanque de inodoro estándar y el fluxómetro. Si nos detenemos en el método tradicional, podemos encontrarnos con un depósito que aprovecha el propio peso del agua y la gravedad para eliminar todos los desechos.

A diferencia de este sistema, el fluxómetro funciona aprovechando la presión del agua en lugar de la gravedad al momento de vaciar sus contenidos. De esta forma, cuando lo activamos, se abre una válvula de descarga, que permite que la presión de agua entre en el recipiente.

El sistema en líneas generales es mucho más sencillo porque contiene una cantidad de piezas menor, y eso significa una ganancia evidente cuando se trata de evitar los clásicos problemas de funcionamiento que pueden aparecer en cualquier circunstancia. Por otro lado, como las válvulas no están expuestas, es mucho menos probable que se dañen.

Por otro lado, el fluxómetro permite su ejecución mediante un botón, mando, e incluso las versiones con mayor tecnología de este sistema habilitan también la posibilidad de instalar un rayo infrarrojo que se activa de forma automática mediante un sensor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *